La Policía Nacional salva la vida a un bebé en Lugo

Una patrulla de la Policía Nacional que  se encontraba  realizando un control ordinario por la Ronda da Muralla salvó el pasado lunes la vida de un bebé de dos meses. Un coche que pasaba por la zona comenzó a tocar el claxon y se situó al lado del control. Las mujeres que iban dentro alertaron a los policías de la presencia de un recién nacido en el asiento trasero a punto de perder la respiración. Al parecer, el bebé había tenido reflujo y se había quedado sin aire, con la tez muy pálida. Los agentes, vista la urgencia de la intervención médica y que no daba tiempo a esperar por una ambulancia, suben en su vehículo al menor con sus acompañantes y lo trasladan al HULA, con todos los medios de emergencia activados. Una vez en el hospital, tras ser atendido por los profesionales sanitarios, el bebé se recuperó.

Asistencia a un ciudadano de origen chino

La Policía Nacional también ha dado asistencia a un hombre de nacionalidad china que deambulaba por la nacional VI, a la altura de Baralla. Los vecinos alertaron de la presencia de un varón que andaba por la carretera en dirección Madrid. Una vez localizado, se comprueba que carece de documentación y pertenencias. Pese a la existencia de barreras lingüísticas, se consigue averiguar que había hecho el Camino de Santiago y que fue objeto de un robo durante una escala en Lugo, cuando se dirigía a Barcelona, donde tendría unos conocidos. El hombre estaba intentando dirigirse a la ciudad condal. 

Sin comentarios

Añadir un comentario