,

Estado cambia casi 1.000 unidades de coches patrulla Z del Citroën C4 Picasso, por Peugeot 3008

El cambio de tendencia en la movilidad está aquí y no solo para los usuarios, particulares y empresas. También para los cuerpos policiales, como es el caso de la Policía Nacional, que cuenta con cerca de 14.000 coches.

En concreto este cuerpo de seguridad del Estado acaba de renovar parte de su flota (en torno al 7%) con nuevos modelos, algunos de ellos híbridos y todos en la modalidad de renting.

Sin embargo, quizás lo más llamativo sea que los nuevos modelos elegidos por el cuerpo policial ya no son de fabricación nacional.

Frente a los actuales patrullas Citroën C4 Picasso que se ensamblaban en la planta de Vigo (este modelo deja de fabricarse ya en esta factoría); la Policía Nacional ha optado ahora por otros modelos que se fabrican fuera de España.

En concreto, esta renovación del parque policial la hemos conocido por el Grupo PSA, ya que los coches elegidos son de este fabricante.

Así, el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) ha contratado en renting un total de 1.551 automóviles nuevos del mencionado del Grupo PSA.

Estos modelos, que se fabrican en Francia, son el Citroën C5 Aircross de combustión y el Peugeot 3008 híbrido. Todos ellos serán entregados a principios de 2021. Además, igual de curioso es que el contrato de renting se ha realizado con Alphabet, que es el grupo BMW.

En concreto, los agentes del orden contarán con hasta 642 unidades del Citroën C5 Aircross con un motor de gasolina PureTech de 130 caballos de potencia y una caja de cambios automática de ocho velocidades, así como con hasta 300 Peugeot 3008 híbridos enchufables de 225 caballos de potencia.

Estos modelos vienen a sustituir a las 942 unidades del Citroën C4 Picasso y cumplirán las funciones de automóviles 'Z' (coches patrulla), con equipamiento específico y rotulación con los colores de CNP. Además, también serán los nuevos coches camuflados, también conocidos como 'K'.

A todos ellos también se suman un total de 365 unidades del Peugeot 308 y 244 del Opel Astra que se se han incorporado al Cuerpo Nacional de Policía como vehículos camuflados, los mencionados K.

"Estos automóviles continúan la relación del Grupo PSA con el Cuerpo Nacional de Policía, iniciada hace 35 años con el Talbot Horizon, fabricado en la factoría de Madrid, que se incorporó como coche patrulla con el color marrón que distinguía sus uniformes", ha reivindicado la firma gala.

"Tras el Horizon se incorporó en 1988 a la flota el Citroën BX que queda en el imaginario colectivo como el coche de policía por excelencia de los años 80 y 90. Fue uno de los primeros modelos en mostrar el color azul que identifica al Cuerpo Nacional de Policía, creado en 1986. Se fabricó en la planta de Vigo entre 1983 y 1996", afirman.

"A mediados de los 90, el Peugeot 306 vestiría el uniforme. Las unidades con motor 2.0 HDi se convertirían en el primer turismo diésel de la Policía mientras que el Citroën Xantia, entre 1998 y 2002, incorporaría la versatilidad de la suspensión Hidractiva", señalan.

Con el siglo XXI llegarían los monovolúmenes de la serie Picasso fabricados en Vigo, iniciada por el Citroën Xsara Picasso, elegido por su amplitud interior y su polivalencia, al que sucedería como vehículo policial el Citroën C4 Picasso.

Sin comentarios

Añadir un comentario

,