,

Carlos Enrique Serra toma posesión como nuevo Jefe Provincial de la Policía Nacional en Córdoba

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, ha presidido este miércoles el acto de toma de posesión del nuevo comisario provincial de Córdoba, Carlos Enrique Serra Uribe, afirmando que es, sin “duda alguna de ello, el candidato idóneo para hacerse cargo del mando policial en la provincia de Córdoba”.

El acto de toma de posesión, que ha tenido lugar en la Subdelegación del Gobierno en Córdoba, ha contado con la presencia del director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González; de la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela; del alcalde de la ciudad, José María Bellido; del presidente de la Diputación provincial, Antonio Ruiz; y del delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Antonio Repullo, entre otras autoridades.

Durante su intervención, Pérez ha felicitado al nuevo comisario provincial, de quien ha valorado “su preparación y su experiencia” como “el mejor bagaje para desempeñar con eficacia el trabajo y la responsabilidad que ahora asume, y cuyo objetivo fundamental no es otro que el de mejorar la seguridad de los ciudadanos”.

Asimismo, el secretario de Estado de Seguridad ha destacado la vocación de servicio público de Carlos Enrique Serra Uribe y ha recordado que el nuevo responsable provincial de la Policía Nacional fue vocal asesor de la Secretaria de Estado de Seguridad, donde representó al Ministerio del Interior en varios grupos de trabajo como el Observatorio Estatal de Violencia contra la Mujer, el Pacto de Estado de Violencia de Género, la Comisión del Acuerdo marco para la Destrucción de Drogas, o el Consejo Asesor de Asistencia a las Víctimas del Ministerio de Justicia.

Finalmente, Rafael Pérez ha deseado a Serra Uribe “el mayor de los éxitos” en su nuevo desempeño como comisario provincial. “Cuentas para conseguirlo con casi 800 policías a tu mando que frente a la pandemia del Covid-19 han demostrado, como el resto de sus compañeros en todo el territorio nacional, un nivel de profesionalidad, eficacia y compromiso con el servicio público que ha ido más allá del cumplimiento del deber. A buen seguro, esa labor ha quedado grabada para siempre en el corazón de la ciudadanía cordobesa”, ha dicho.

Por su parte, el nuevo comisario provincial de Córdoba, Carlos Enrique Serra Uribe, ha señalado que la cordobesa es una “provincia tranquila”, motivo por el que se marca como reto “mantener los niveles o incluso mejorarlos” en lo que a seguridad se refiere. Además, ha destacado como otros “grandes retos” la “lucha contra la ciberdelincuencia y contra la violencia de género”, así como “la participación ciudadana como elemento clave”.

Trayectoria

Serra Uribe nació en Córdoba en el año 1969 e ingresó en la Escuela Nacional de Policía de Ávila en 1994 como inspector. En su trayectoria cabe destacar que en 2009 ascendió a inspector jefe, desempeñando sus cometidos como jefe de sección de la Unidad de Familiar y Mujer de la Comisaría Provincial de Córdoba. En 2015, también por oposición, llegó a comisario, siendo uno de los comisarios más jóvenes de España, recalando en Jerez de la Frontera (Cádiz), como primer destino y, posteriormente, en la Secretaría de Estado de Seguridad en Madrid como asesor.

Tiene una sólida formación como doctor en Derecho por la Universidad de Córdoba, además está en posesión del Máster en Dirección estratégica de la seguridad pública, habla cinco idiomas y ha sido representante del Ministerio del Interior en el Pleno del Observatorio Estatal de Violencia contra la mujer, miembro del Consejo Asesor de asistencia a las Víctimas del Ministerio de Justicia, como representante del Ministerio de Interior. Ha sido representante del Ministerio del Interior ante la Delegación de Gobierno de Violencia de Género, así como representante del Ministerio del Interior ante Colegios Profesionales ámbito sanitario.

En el año 2018 recaló de nuevo en la capital cordobesa como responsable de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Córdoba en que se ha hecho cargo de la operatividad de la seguridad ciudadana en la Comisaría Provincial, destino que ha desempeñado hasta este momento en que se ha hecho cargo de la máxima responsabilidad de la plantilla provincial.

El nuevo comisario se encuentra en posesión de dos cruces al Mérito Policial con distintivo blanco, así como otras dos distinciones por servicio a la dedicación policial, además de haber sido distinguido con numerosas condecoraciones y reconocimientos por su trayectoria profesional, contando entre su formación multitud de cursos de la Dirección General de la Policía.

Nuevas comisarías

Por otro lado, a preguntas de los periodistas, Rafael Pérez ha afirmado que las dos nuevas comisarías de Córdoba “serán una realidad”, aunque ha evitado dar plazos, pues dichas actuaciones se encuentran “dentro del Plan de Infraestructuras” aprobado por el Ministerio de Interior y que cuenta con un presupuesto de 600 millones de euros.

En cualquier caso, el secretario de Estado de Seguridad ha recalcado que “sea cual fuera la decisión que tomemos en relación a Córdoba se va a tomar teniendo en cuenta que por parte de la Policía Nacional se pueda desarrollar su función de la mejor manera posible, con máximo respeto al desempeño de las funciones y, obviamente, teniendo presente que se haga el mejor servicio a la ciudadanía”.

Mascarillas obligatorias

Junto a ello, el secretario de Estado de Seguridad se ha referido a que en Andalucía sea obligatorio desde este miércoles el uso de mascarilla y sobre el control que ello requerirá, ha aclarado, en primer lugar, que “en lo que se refiere a la actuación de la Policía y la Guardia Civil durante el estado de alarma, pero también ahora, durante este estado de atención en relación al Covid-19, han estado actuando y seguirán actuando al servicio de los ciudadanos”.

Además, lo han hecho y lo seguirán haciendo, según ha subrayado el secretario de Estado de Seguridad, “con la máxima búsqueda de coordinación”, también “en este momento en el que nos encontramos”, entre las consejerías correspondientes y la Delegación y subdelegaciones del Gobierno central.

Por otro lado, ante las quejas de sindicatos policiales sobre la caducidad de las mascarillas que han utilizado, que el Ministerio del Interior ha procurado que fueran de “la mejor calidad posible”.

En este sentido y en declaraciones a los periodistas, Pérez ha señalado que, dsde la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, “y también desde el resto de ministerios, y no solo para policías y guardia civiles, sino para todo el personal funcionario público, siempre” se han “volcado” los “mayores esfuerzos para conseguir que hubiera material suficiente para las Fuerzas y Cuerpos” de Seguridad del Estado, “y que éste fuera de la de la mejor calidad posible”.

Equiparación salarial

El secretario de Estado de Seguridad ha dicho, sobre el proceso de equiparación salarial entre policía nacionales y guardias civiles ya en marcha que será el Ministerio del Interior el que decida sobre el “tercer tramo”.

De hecho, según ha precisado, en declaraciones a los periodistas, “estamos pendientes únicamente del tercer tramo”, pues “el primer y el segundo tramos ya son una realidad y están reflejados en las correspondientes nóminas, y solo nos queda ese tercero”, señalando en este punto que ya hubo “una reunión, que podría llamarse formal, con todos los integrantes de la de la Mesa, consecuencia del acuerdo de marzo de 2018, para para afrontar el reparto de ese tercer tramo entre los cuerpos”.

Luego, según ha recordado, Pérez se sentó “con sindicatos y asociaciones en una reunión ya más cercana y menos encorsetada, para intentar buscar ese acercamiento”, precisamente, y “ellos mismos comunicaron que no pudo existir un acuerdo entre ellos”, de modo que “la responsabilidad la tenemos ahora en el Ministerio y simplemente tomaremos la decisión para realizar ese reparto”.

En cualquier caso, Pérez ha opinado que, más allá del reparto “que pueda realizarse entre los cuerpos, lo que tenemos que destacar es que en la situación económica que tenemos, consecuencia del Covid-19, hemos sido capaces de conseguir que ese tercer tramo se haga realidad y, ya con ello, culminar el llamado acuerdo de equiparación salarial o de subida salarial para policías y guardias civiles, que supone, aproximadamente y como media entre unos de otros, un 20 por ciento de incremento de sueldo”.

El siguiente paso, “una vez tomada la decisión por parte el Ministerio, será esforzarnos para que esto quede reflejado en las nóminas de los policías y los guardias civiles lo antes posible”, señalando Pérez a este respecto que prefiere ser “prudente en fechas”, pero que sí que le gustaría, como ya se ha transmitido “a las asociaciones y sindicatos, que en todo caso fuera antes de que acabara este año, con efectos retroactivos a enero, por supuesto”.

Sin comentarios

Añadir un comentario

,